“El arte urbano y la poesía son artes vivos que se dejan permear”: Juega Siempre

“El arte urbano y la poesía son artes vivos que se dejan permear”: Juega Siempre

Destacadas
“El arte urbano y la poesía son artes vivos que se dejan permear”: Juega Siempre
Lunes, Septiembre 25, 2017
Compartir en
Fotografía: María Alejandra Navarrete
Los muros de Bogotá y la corriente nadaísta en Colombia están más relacionados de lo que parece. Así fue el conversatorio entre Juega Siempre y Jotamario Arbeláez en Utadeo.

Los artistas urbanos y los poetas nadaístas tienen puntos en común: narran la ciudad, son trasgresores y han emprendido una revolución desde las letras y los muros.

Tal vez esta es la razón por la cual el conversatorio de Poesía y Arte urbano entre el escritor nadaísta Jotamario Arbeláez y el artista Juega Siempre se dio con tanta naturalidad, el pasado jueves 21 de septiembre en la Biblioteca de Utadeo.

Andrés Novoa y Boris Greiff fueron los encargados de dirigir el encuentro. El lugar estaba lleno de estudiantes y profesores que por una intuición acertada también creían que había una convergencia entre la poesía irónica, anecdótica y humana del nadaísmo, y las representaciones honestas, reales y reflexivas del arte urbano.

 

 

El nadaísmo es una corriente de oposición literaria y filosófica que surgió en los años 60 contra el sistema cultural establecido por la academia, la iglesia, los gobiernos y la tradición colombiana. Jotamario Arbeláez hace parte del grupo de poetas nadaístas de Cali.

“En Usaquén, al frente de un restaurante llamado Arcanos Mayores, en un muro transcribieron un poemita mío, mantenía el grafismo sin mayúsculas. Vi que había un par de campesinos que lo leían, estaba el marido y la mujer, y él se lo leía a la señora y decía:

 

Un día

después de la guerra

si hay guerra

si después de la guerra hay un día

te tomaré en mis brazos

un día después de la guerra

si hay guerra

si después de la guerra hay un día

si después de la guerra tengo brazos

y te haré con amor el amor

un día después de la guerra

si hay guerra

si después de la guerra hay un día

si después de la guerra hay amor

y si hay con qué hacer el amor

 

Fue desde ese momento en que me convencí de que en la poesía nadaísta y el graffiti había una interrelación bastante interesante”, señaló Jota Mario Arbeláez.

El graffiti es un tipo de arte urbano en el que predomina el uso de las letras. Se diferencia de otros tipos de arte urbano como el muralismo, los posters, el uso de plantillas y las pegatinas.

“Tiene mucha relación con la poesía, es un trabajo con la materia prima del texto: las fuentes, la sintaxis, las letras. El graffiti intenta generar esa letra con mucho estilo y la poesía ahí está, en la manera como hacen esa letra”, afirmó Juega Siempre.

En la poesía nadaísta y en los muros intervenidos por arte urbano es posible encontrar mensajes sobre temas en común, como la política, la guerra, la religión y el Estado. Así como Jotamario escribió sobre la guerra, Juega Siempre usa plantillas para llevar un mensaje.

 

-Dj Lu- Juegasiempre

 

“Tanto la pintada en la calle como la poesía son actos comunicativos, con diferentes tintes y niveles, pero en últimas ambos queremos comunicar. Son artes vivos que se dejan permear”, señaló Juega Siempre durante en conversatorio.

La poesía y el arte urbano han democratizado el arte, la ciudad y las ideas. A través de la ironía y la semiótica han sido una respuesta verbal y visual a las diferentes formas de violencia de la sociedad colombiana. Y por eso siempre gustan y molestan, están vivos.

 

Por: María Alejandra Navarrete

Oficina de Comunicación Utadeo

Fotos

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Superior.