Conoce a Alejandra Paredes, nueva jefe de la Oficina de Cooperación Nacional e Internacional y directora del Instituto Confucio | Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano

Conoce a Alejandra Paredes, nueva jefe de la Oficina de Cooperación Nacional e Internacional y directora del Instituto Confucio

Conoce a Alejandra Paredes, nueva jefe de la Oficina de Cooperación Nacional e Internacional y directora del Instituto Confucio

Destacadas
Conoce a Alejandra Paredes, nueva jefe de la Oficina de Cooperación Nacional e Internacional y directora del Instituto Confucio
Viernes, Agosto 13, 2021
Compartir en
Desde el pasado mes de julio, la tadeísta Alejandra Paredes asumió la jefatura de Cooperación Internacional y dirección del Instituto Confucio de Utadeo; aquí nos cuenta los retos a los que se enfrenta y las metas y proyecciones para fortalecer y potenciar el trabajo de estas áreas.
Fotografía: Alejandra Zapata - Oficina de Comunicación Utadeo

A partir del mes de julio, la egresada tadeísta del programa de Comunicación Social y Periodismo de Utadeo, Alejandra Paredes Goicochea, asumió el cargo de jefe de la Oficina de Cooperación Nacional e Internacional y directora del Instituto Confucio de Utadeo en donde aportará su experiencia en temas de relaciones públicas, mercadeo, comunicaciones y Relaciones Internacionales, entre otras. Asume este nuevo reto como una oportunidad para seguir creciendo, aprendiendo y transformando su entorno de manera positiva.

“Yo siempre he dicho que cuando uno llega a una oficina uno tiene que recibir lo mejor, pero también entregarlo y este proceso que llevo es una ruta de aprendizaje en equipo, considero que trabajar en equipo es de las cosas más importantes y es lo que quiero generar como egresada y ahora como administrativa”. 

Para ella, la transformación que la internacionalización ha generado llegó para quedarse, pues asegura que los temas de movilización son de gran impacto y han generado que la Oficina de Cooperación Nacional e Internacional pueda potencializarse y buscar más posibilidades para que tanto el aumento en movilidad entrante como en movilidad saliente siga impactando a más personas; por eso explica que su labor más que cambiar estrategias, radica en potenciar todo el trabajo que ya se venía gestando con anterioridad.

Retos y oportunidades 

Según explica Paredes, el tema de la internacionalización del aula desde la virtualidad ha generado muchas facilidades económicas y de horario, lo que les ha funcionado muy bien a todos los jóvenes, teniendo en cuenta que la pandemia también fue un reto para los estudiantes en casa, por los diferentes inconvenientes que se les presentaron al igual que para los docentes quienes tenían que manejar todos estos temas durante sus clases por lo que las materias de internacionalización se convirtieron en una herramienta para superar estos imprevistos y cuenta que un claro ejemplo de esto, fue “El Arte del Debate” una asignatura electiva en la que participaron estudiantes de Utadeo y de la Universidad de Lima, Perú, en donde los muchachos lograron fortalecer sus habilidades argumentativas en torno a temas políticos y culturales, y que para este semestre se repetirá, centrando su foco en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, logrando el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quienes han aportado algunos casos específicos y un taller enfocado en casos reales en pro de una actividad que en un futuro pueda traer otras colaboraciones.

“Queremos volverlo algo más cercano a la Universidad y que se pueda volver una materia virtual que perdure y empiece a colaborar con universidades en una red más grande, queremos ampliar la red y generar un proyecto más de universidad con ciertos programas”.

Agrega que, la internacionalización del aula demostró que se pueden hacer actividades de colaboración espejo, se puede hacer Networking, se pueden hacer algunas asignaturas en colaboración con otras universidades internacionales, que en este momento se están generando no solamente como una parte formativa desde el área educativa y académica, sino también cultural, de impacto, de socialización; lo que ha generado que estos espacios nutran a los estudiantes y se fortalezcan en áreas que ellos no conocían, incluso en el tema del idioma y asegura que “Usualmente hemos colaborado con universidades a nivel latinoamérica como Chile o Perú en donde el impacto del idioma no ha sido tanto, sin embargo, se han hecho colaboraciones con universidades que sí han aportado en el crecimiento de este factor en los jóvenes”.

"Soy una persona que siempre da más de lo que le piden, la juventud no pone límites en tu conocimiento, en tu aprendizaje, ni en tu expertis, nosotros por ser jóvenes venimos cargados de otras cosas que hacen que complementemos nuestros cargos y por eso estoy segura que hoy asumo dos jefaturas en donde quiero proyectar, crecer y potencializar así como lo he hecho con las anteriores que entregué” resaltó Alejandra Paredes.

El Instituto Confucio y las relaciones con China

Según explicó Paredes, la idea con el Instituto Confucio es fortalecer todo el tema de becas y de incrementar los recursos, para lo cual han contado con el apoyo de Guillermo Puyana, de la asociación de Amistad Colombo-China, para realizar en conjunto una agenda de actividades que consolide la relación entre ambos países encontrando una oportunidad para implementar nuevos temas y conceptos para que Utadeo se diferencie de las demás instituciones que enseñan el idioma chino, por lo que se plantearon enfocar todas las actividades en temas específicos “Para este año va a ser agricultura, el año que viene se va a manejar el tema tecnológico, para darle una apertura más amplia a los procesos para involucrar actores que potencien estas actividades y que no solo se genere una actividad cultural y podamos empezar a trabajar en otras cosas”.

Además, explica que actualmente saber chino representa una gran ventaja dentro de las competencias laborales, pues las posibilidades que traen los exámenes cuando se estudia este idioma en el ámbito laboral se incrementan abriendo muchas puertas para llegar a trabajar en cargos administrativos o realizar prácticas internacionales en grandes organizaciones del gigante asiático; y resalta que a pesar de la pandemia, las relaciones entre Colombia y China se fortalecieron, generando “un lazo mucho más cercano que pudimos seguir creciendo no solo con el idioma chino y con toda la tradición cultural que se viene ofertando, sino también empezar a cambiar las actividades culturales”.

Para Paredes, algo que demuestra la influencia de Utadeo en el aprendizaje del idioma y la cultura china es el convenio SENA que ha liderado nuestra Universidad, para lo cual se implementó el sistema Universitas XXI que no existía para el Instituto Confucio y la oferta regular “van 110 aprendices, en tres niveles que implica la formación de 330 personas en el idioma chino; además vamos a tener el diplomado Asia Pacífico para 148 funcionarios o aprendices” señaló.

Reconocimiento personería jurídica: Resolución 2613 del 14 de agosto de 1959 Minjusticia.

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional.